El cortacésped en invierno: consejos para conservarlo adecuadamente

Escrito por: Miguel Agrícola El: Monday, October 31, 2016 Comentarios: 0 Lecturas: 591

Llega el frío y, con él, los meses durante los que tu cortacésped permanecerá aguardando a que te sea necesario contar de nuevo con su ayuda para acondicionar tu jardín. Para que nada falle y que tu aliado te de lo mejor de sí mismo cuando el invierno acabe te detallamos una serie de consejos para cuidar tu cortacésped en invierno como es debido.

  • Vacía el depósito de combustible y controla el aceite: si dejas combustible en el depósito, este perderá su capacidad de ignición durante el invierno y tendrás problemas de arranque cuando vuelvas a necesitar tu cortacésped. Tras el último uso de este otoño, mantén la máquina en marcha hasta que el motor se detenga por haber consumido todo el combustible. También es importante comprobar el estado del aceite antes del parón de los meses fríos. Si tienes que cambiarlo, acude a tu distribuidor de confianza para que te facilite el aceite recomendado por el fabricante.
  • Todo bien limpio y en perfecto estado: limpia tu cortacésped a fondo después del último uso. En la carcasa, la zona de escape y las aletas de refrigeración no deben quedar restos de césped. Para limpiar la carcasa, utiliza una espátula plástica o de madera y en la zona de escape del cortacésped y las aletas –allí hay riesgo de incendio- emplea cepillo y agua. Si vas a emplear manguera, recuerda no debes dirigir chorros de agua de alta presión a rodamientos, juntas o elementos del motor porque puedes producir daños. Inclina hacia atrás tu cortacésped para limpiar la parte inferior de la carcasa, pero no lo vuelques. Evitarás así que el aceite entre en el filtro del aire o el escape. Antes de guardar tu equipo, comprueba las cuchillas. Si localizas alguna grieta o muesca, acude a tu distribuidor de confianza y cámbialas. Si todo está correcto, acude también para que te desmonten las cuchillas y las afilen. Recuerda que es necesario afilarlas cada 25 horas de trabajo.
  • Cubierto y en un interior lugar seco: tu cortacésped, si pretendes que nada falle cuando la próxima primavera vuelvas a necesitarlo, debe pasar los meses fríos bien cubierto para que no acumule polvo y en un interior seco. Las heladas pueden también dañar la máquina, de ahí la necesidad de no dejarla a la intemperie. También, recuerda que debe permanecer en su posición normal y quedar siempre fuera del alcance de los niños.
  • Confía siempre en tu distribuidor: antes del parón invernal y después de este, confía en tu distribuidor de confianza para mantener tu máquina en perfecto estado. Nadie como un profesional de experiencia y eficacia contrastadas para llevar a cabo las imprescindibles revisiones periódicas y mantener tu cortacésped en perfecto de estado de uso.

Comentarios

Escribe tu comentario